Memoria Cursos de Verano 2009

Inicio / Acto de apertura

Acto de apertura


Leopoldo Abadía defendió que “estamos inmersos en una crisis de decencia” en la lección magistral que inauguró los IX Cursos de Verano de las Universidades Navarras

PALACIO DEL CONDESTABLE. Pamplona. 23 de junio.

Leopoldo Abadía, ingeniero, ex profesor del IESE y autor de La crisis Ninja y otros misterios de la economía actual, uno de los libros más vendidos en España no perteneciente al género de la ficción, fue el encargado de impartir, el 23 de junio, la lección inaugural que abrió los IX Cursos de Verano de las Universidades Navarras. Bajo el título “La importancia de hablar de la crisis claro y siempre”, el profesor explicó, de forma clara, irónica y jocosa, la actual situación económica.

“Soy ingeniero y no sé absolutamente nada de economía. En 1954 cursé dos asignaturas de economía. Mi conocimiento se limita a eso”. A pesar de esta simple presentación, el zaragozano demostró ante más de un centenar de personas por qué ha alcanzado un éxito insospechado y es objeto de multitud de entrevistas. “Hace tres o cuatro años empecé a escribir un diccionario a base de recortes de periódicos; lo único que hacía era entender, cortar y pegar. Pero el 27 de febrero de 2008 añadí una palabra: crisis. La definición me salió un poco más larga de lo normal y se la envié a un amigo, que se la envió a otros tres…”. Así, su diccionario empezó a pasar de mano en mano, hasta que su hijo creó un blog que ha alcanzado los dos millones setecientas mil visitas.

Ninjas, sinvergüenzas y estúpidos

Abadía explicó que el origen de esta crisis global se conocía desde enero del pasado año. “Los bancos americanos crearon, en 2001, un negocio sobre una base precaria: la concesión de hipotecas, con intereses ligeramente superiores, a los ‘ninjas’, personas sin ingresos, sin empleo fijo y sin propiedades (no income, no job, no asset)”. El problema se agudizó con el desplome del mercado inmobiliario. No obstante, para Abadía lo más importante no se centra en el factor económico, sino en la indecencia. “Ha habido mucho sinvergüenza que ha inventado productos financieros irreales que ni siquiera él comprendía y que luego ha obligado a vender. Después, está el millón y medio de estúpidos que ha comprado sin entender nada. Estamos inmersos en una crisis de decencia”.

Una de las incógnitas que más interés suscitó entre los asistentes hizo referencia al fin de la crisis. Sin embargo, éste parece no estar cercano. “No podemos hacer caso a nadie que de una fecha concreta. Acabará cuando Dios quiera y, por ahora, no quiere”, apuntó. Pero también afirmó que “de ésta, saldremos”, siempre que se apliquen tres principios generales. El primero de ellos se basa en el optimismo. “Lo que pasa es gravísimo y no podemos ignorarlo, pero hay que luchar para sacar el mejor partido de una situación concreta”. Además, se deben evitar las distracciones y hay que ser prudente, “no pasar ni por temerario ni por cobardica”. “Hay que seguir trabajando como nunca y hay que gastar con normalidad: el parado un poco menos y el trabajador, lo normal”, afirmó.

Abadía acabó su conferencia señalando que “va a ser una época larga pero apasionante, porque supone un buen momento para repasar los principios de cada uno y poner en juego valores que hasta ahora se habían guardado en el bolsillo”.

Intervención del consejero de Educación

Antes de la intervención de Abadía, el que en ese momento era el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Pérez-Nievas, presentó brevemente esta nueva edición de los Cursos de Verano, que “nacen de un esfuerzo común realizado por las cuatro universidades navarras en colaboración con el Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona, el Instituto Navarro de Administración Pública y ESIC Business & Marketing School”. El antiguo consejero también resaltó la voluntad de impulsar la calidad en la educación y suscitar el interés de la sociedad navarra en un año marcado por la austeridad presupuestaria.

Volver