Memoria Cursos de Verano 2009

Oteiza, lenguajes artísticos. Danza y poesía


La faceta poética de Jorge Oteiza, en los “versos” del escritor pamplonés Miguel Sánchez Ostiz

Un perseguidor perseguido. Un agitador. Un visionario en busca del sentido de su vida. En parte, con estas palabras acercó el escritor pamplonés Miguel Sánchez Ostiz la faceta poética de Jorge Oteiza. Fue en el marco de un homenaje que se rindió al polifacético artista en este curso organizado por la Universidad Pública de Navarra.

De focas amaestradas y letras de combate

Una poesía salvaje, escrita a máquina, de urgencia, con las palabras precisas. Poemas políticos, muy de combate, muy de vanguardia, nada correctos. Ésta constituyó la impresión que a Ostiz le causó parte de la creación de Oteiza, que él conoció a principios de la década de los setenta, cuando el escultor le hizo leer algunas de sus creaciones. “La poesía de Oteiza era panfletaria, oculta, leída para compartir”, describió el escritor pamplonés. Y confesó que del Oteiza poeta ha aprendido lo siguiente: “El creador no puede ser una foca amaestrada a la espera de que el domador le tire una sardina y el público aplauda”.

En esta línea, Ostiz también definió al artista como “un animal del rebaño que va por libre, rebelde, inconformista, al margen de las complejas normas de la tribu, lejos de las convenciones y de la servidumbre”. Según Ostiz, los poemas de Oteiza de los años 50 no se entenderían sin los conflictos que padeció con el establishment. “Se refugia en la poesía en tiempos de borrasca, como si necesitara repensarse. Es el fracaso lo que le lleva a la poesía”, remarcó Ostiz y añadió que el tiempo constituye también un tema recurrente en la creación de Oteiza. A su vez, en palabras del escritor, la poesía del escultor “invita a una postura de rebeldía, a no ser conformista” y a iniciar un viaje interior. “Oteiza siempre permanece en lucha consigo mismo y de ahí saca fuerza”, expresó. Por otra parte, hizo referencias a la coyuntura actual. “Para mí que, hoy, Oteiza es un asunto cuasimafioso”. Y manifestó su malestar ante críticos y editores que desdeñaron la poesía del artista. “También le ha perjudicado ser un escultor que escribe poesía, cuando la poesía es un cortijo”, finalizó Ostiz.

Volver

Oteiza, lenguajes artüsticos. Danza y poesüa

Miguel Sánchez Ostiz.